Este blóg, es un espejo que replica las noticias alternativas, contra-información, documentales, conferencias, conspiraciones y misterios, historia oculta, que circulan por la RED, que no sueles encontrar en los MASS MEDIA.

viernes, 9 de julio de 2010

SE ADVIERTE INMINENTE COLAPSO ECONÓMICO GLOBAL DE "INSOSPECHADAS PROPORCIONES"

Julio 7, 2010,

Por: Sorcha Faal como lo informa a sus suscriptores occidentales

El día de hoy se están sondeando muy pesimistas advertencias procedentes de los Estados unidos después de que uno de sus mas importantes pronosticadores de los mercados y teóricos sociales Robert Prechter aconsejó a todos que abandonen los mercados accionarios por lo que el dice será una de las caídas financieras más grandes (de “tremendas proporciones”) que ocurrirá en los últimos 300 años rivalizando con la Gran Depresión, el Pánico de 1873 y el colapso de la Burbuja del Mar del Sur de 1720, una caída tan catastrófica que disuadió a la gente de “comprar acciones en 100 años”.

Es importante hacer la observación que esa grave advertencia de Prechter se basa en lo que se le llama el principio Onda Elliot desarrollado por Ralph Nelson Elliot (1871-1948) que es una forma de análisis técnico que usan los inversionistas para pronosticar las tendencias en los mercados financieros al identificar los extremos en la sicología del inversionista, las altas y bajas en los precios y otras actividades colectivas.

Elliot, a su vez, había basado su nuevo principio en los hallazgos del gran teórico de la evolución Ruso, Peter Kropotkin (1842-1921) que en su libro titulado “Ayuda Mutua: Un Factor de Evolución” contrariaba la teoría de la evolución de Charles Darwin (1809-1882) “la Supervivencia de los mas Aptos” al concluir que la cooperación y la ayuda mutua son tan importantes en la evolución de las especies como la competencia y la lucha entre sí, si no es que mas.

Elliot se vio grandemente influido por la grandiosa obra de Kropotkin “La Conquista del Pan” que expone los defectos de los sistemas económicos conocidos como Feudalismo y Capitalismo al mostrar como prosperan a partir de y por ello mantienen la pobreza, la escasez, a pesar de estar en épocas de abundancia gracias a la tecnología, mientras que promueven, al mismo tiempo, los post privilegios.

Puesto de manera llana, en donde las teorías de Darwin abogaban por un mundo en el que los hombres son enfrentados contra sus congéneres para la supervivencia, Kropotkin señalaba que únicamente por medio de la cooperación mutua de uno hacia el otro es que podría sobrevivir la raza humana y prosperar sin que ningún solo hombre tuviera que vivir en la pobreza ni la desesperanza.

Kropotkin, aunque elogiado por muchos durante su vida, incluyendo al gran poeta y escritor Oscar Wilde (1854-1900) que lo llamó “un hombre con un alma de un hermoso y blanco Cristo que parece estar emergiendo de Rusia”, el “Príncipe Anarquista” como fue conocido Kropotkin, vio a sus teorías perder ante las de Darwin que fueron apoyadas por las poderosos y adinerados intereses de los imperios occidentales.

Lo que animó el gran interés de Elliot en las teorías de Kropotkin, es que el gran Ruso no solo había pronosticado el Pánico de 1873, sino también la Gran Depresión. Kropotkin, sin embargo, no vivió para ver la Gran depresión, pero Elliot si, y al dispersar las teorías de Kropotkin, descubrió que mientras los precios de los mercados accionarios pudieran parecer que actúan al azar y son impredecibles, en realidad siguen leyes predecibles naturales que pueden medirse y pronosticarse usando los números Fibonacci.

Fue tan completa la forma en que Elliot examinó y diseminó el trabajo de Kropotkin que en 1946, dos años antes de su muerte, publicó uno de los libros mas importantes del siglo 20 titulado “La Ley de la Naturaleza- El Secreto del Universo” que en parte, muestra:

“El radio en la naturaleza, el radio del tamaño de las pirámides Egipcias, el método de la escala se basan en las leyes naturales que involucran los números Fibonacci, la investigación del Girasol sobre como los Girasoles y sus semillas se conforman para obtener los radios exactos Fibonacci, Como están regidos por las leyes de la naturaleza los números Fibonacci, el monumento de Washington y las historia de los Estados Unidos, el conocimiento Wave puede aplicarse a las acciones-bonos-granos-algodón-café y otros, los ciclos y ondas del mercado accionario, correcciones, correcciones complejas, triángulos, presión para las fugas, extensiones de onda, contenido correcto de onda, movimientos de inclinación, techos irregulares, escala de tablas, triángulos de 13 años, análisis del promedio industrial del Dow Jones, el modo en que los trazos y los patrones mantienen radios del 62%, el precio del oro, las ondas en los precios del oro, la tabla del oro y las ondas para 685 años desde el año 1250 hasta 1932.

Las actividades y los patrones humanos también corren en ondas, más los análisis de tablas industriales del Dow Jones de Londres, la tabla del Índice del Ferrocarril del Dow Jones, el análisis de 1906 hasta 1944, porque los eventos noticiosos son meros reconocimientos tardíos de las leyes y las ondas naturales, las leyes naturales descuentan el valor de acontecimientos importantes repentinos, sugerencias para mantener las tablas, las tablas de rango por día, tablas por hora, papel y tamaño de las tablas, tablas de alcance semanal, mensual, oportunidad para inversión, análisis de ondas para predecir la dirección futura de los mercados. El hecho de que las noticias repentinas tengan poco efecto a largo plazo es porque ya están reflejadas en las ondas los ciclos”.

No es necesario decir, por lo menos en el mundo occidental, especialmente en los Estados Unidos, que la sombría advertencia de Prechter no es dada a conocer lo suficiente aún cuando el Índice Seco del Báltico (BDI) y los mercados accionarios Estadounidenses están reflejando las de la Gran Depresión de 1942 y están señalando la llegada de un todavía mayor Apocalipsis económico.

Aparecen todavía peores para el pueblo Estadounidense nuevos reportes que demuestran que su deuda nacional para fines de este año remontará su nivel más alto desde fines de la Segunda Guerra Mundial representa un aplastante 62% de toda su economía nacional completa.

Al contrario de aquellos años de la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, cuando Estados Unidos era la única potencia económica e industrial de un mundo casi completamente destrozado por ese conflicto, hoy en día los Estados Unidos están parados al borde del precipicio de un colapso casi total pues mas del 20% de sus trabajadores siguen sin empleo, casi 8 millones de esos empleos, se dice, se han perdido para siempre, casi 1 de 3 viviendas están embargadas, causando todos esos factores que el Economista Estadounidense, ganador del Premio Nobel, advirtiera la semana pasada que los Estados Unidos ya están entrando a su Tercera Gran Depresión y que “decenas de millones de trabajadores desempleados, seguirán sin trabajo por años y que muchos ya no volverán a trabajar”.

Como si eso no estuviera ya de por si tan mal, se está poniendo peor pues el indicador líder ECRI que produce el Instituto de Investigación del Ciclo Económico se desplomó de nuevo la semana pasada a un 6.9, cayendo más rápidamente que en cualquier momento de la era posterior a la Segunda Guerra Mundial, apuntando a una contracción en los Estados Unidos para fines de ese año pues los negociantes de bonos comienzan a advertir que la Reserva Federal se está preparando para una impresión tamaño “monstruo” de dólares Estadounidenses para evitar que su economía se derrumbe.

Las Naciones Unidas, cada vez mas preocupadas por la economía Estadounidense, publicaron un reporte la semana pasada pidiendo abandonar el Dólar Estadounidense como moneda principal de reserva mundial diciendo que no ha sido capaz de salvaguardar su valor.

Es interesante apuntar en todos esos eventos y exactamente como lo advirtieron el principio de Elliot y las teorías de Koprotkin. “El rico se hizo mas rico el año pasado, aun cuando el mundo pasaba por la peor de las recesiones en décadas” según el Reporte de Riqueza Mundial mas reciente de la Merrill-Lynch Capgemini.

Kropotkin, dijo una vez que “no existen atajos para la comprensión moral” y que “las respuestas a las interrogantes deben buscarse y encontrarse dentro de nosotros mismos, no en la naturaleza”. Tal vez, con algunas de esas palabras tan sabias podemos ponderar no solo esta enorme crisis económica que enfrentamos sino también el catastrófico derrame petrolero en el Golfo de México, pues ambos, con seguridad, cambiarán nuestro mundo para siempre.

Fuente: Sorcha Faal