Este blóg, es un espejo que replica las noticias alternativas, contra-información, documentales, conferencias, conspiraciones y misterios, historia oculta, que circulan por la RED, que no sueles encontrar en los MASS MEDIA.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Toda Europa retrasa la edad de jubilación - Hala borregos seguir pastando ¡¡¡ - Mientras se le sigue inyectando dinero de tu bolsillo a la banca

















España no es el único país europeo que estudia alargar la vida laboral. Alemania y Grecia también lo han hecho, mientras Francia e Italia están pendientes de una reforma de calado.

¿Debemos jubilarnos más tarde?

En España, el debate está servido desde que el Gobierno anunciara su intención de retrasar, progresivamente y a partir de 2013, de los 65 a los 67 años la edad legal de retiro laboral, además de ampliar el periodo de la vida laboral con el que se calcula la cuantía de la pensión, hoy fijado en 15 años. La propuesta ha sido duramente criticada por los sindicatos y todos los grupos de la oposición, pero el caso español no es único.


 




















El envejecimiento de la población europea y sus consecuencias en el mercado laboral están en la agenda de la mayoría de los Ejecutivos comunitarios. Algunos ya han anunciado retrasos legales, como Alemania y Grecia; otros se muestran prudentes, pero lo ven como algo inevitable, como Francia; otros más, sin cifras, han anunciado retrasos de calado, como Italia, mientras Reino Unido apuesta por asemejarse más al modelo estadounidense.

Alemania: "Alemania mengua y envejece"

Según los datos de la Oficina Federal de Estadísticas, su población se habrá reducido entre un 15 y un 20 por ciento de aquí al año 2060. Las causas: una baja y decreciente tasa de natalidad (situada en 1,38 niños por mujer en 2008) y una cada vez más larga esperanza de vida (que se sitúa en los 82 años para las mujeres y en los 77 para los hombres). Este cóctel tendrá efectos nefastos para el mercado de trabajo, la productividad y el sistema de pensiones de la todavía locomotora económica europea.

El anterior Gobierno de la Gran Coalición (formado por los socialdemócratas SPD y los democristianos de la CDU-CSU) ya asumió que las cuentas no salían y aprobó, en abril de 2007, una ley para prolongar la edad de jubilación dos años: de los actuales 65 a los 67.

De esta forma, entre 2012 y 2029 la edad de jubilación se irá prolongando progresiva y escalonadamente: a partir de 2012, el retiro laboral aumentará cada año en un mes. A partir de 2023, el aumento anual será de dos meses. Así, aquellos ciudadanos nacidos en 1964 sólo se podrán jubilar ya a partir de los 67 años. Una medida no exenta de polémica y sobre la que todavía hay un debate político abierto.

El Gobierno federal, por otra parte, descarta de momento recortar las pensiones, pero sí prevé reducir a la mitad el aumento de las mismas a partir de 2011. Otra de las medidas para alcanzar la sostenibilidad del sistema es promover el empleo de personas de 55 años y mayores.

Además, el Gobierno también ofrece ventajas fiscales para aquellos trabajadores que contraten planes de pensiones privados que complementen la pensión pública. Una medida que Berlín considera cada vez más importante para poder asegurar el actual nivel de las pensiones. 

Con todo, a la vista de los previsibles efectos que el envejecimiento y la mengua de la población tendrán sobre la productividad, el mercado laboral y el ingreso de dinero en las arcas públicas, muchos estudios alertan de la insuficiencia de la jubilación con 67 años. Por ejemplo, en el Este del país, donde la pérdida y el envejecimiento de la población es aún más aguda, la medida sólo supondrá un aumento del 2,5 por ciento de la población en edad laboral.

Por tanto, según los expertos, Alemania necesita un aumento de la inmigración cualificada que pueda cubrir la futura demanda de mano de obra de las empresas, un aumento de la tasa de natalidad y una mayor y mejor inversión en educación e investigación que aumente la productividad. Medidas que deberían hacer sostenible un sistema que, en este momento, parece inviable a medio-largo plazo.

Francia

Una gran reforma del sistema de pensiones forma parte de las tareas que el presidente Nicolas Sarkozy ha puesto al Gobierno y a los agentes sociales para 2010. El jefe del Estado ha asegurado que "todas las opciones" se pondrán sobre el tapete, lo que incluye la espinosa cuestión del aumento de la edad legal de jubilación, establecida en 60 años desde el año 1981. Pero, en la última reunión celebrada esta semana con los sindicatos, el presidente galo dejó claro que quiere sin prisa, pero sin pausa: anunció que el diálogo comenzará en abril -tras las elecciones regionales de marzo- y que, en septiembre, presentará un proyecto de ley sobre la reforma de las pensiones para su tramitación en otoño.

De momento, ningún Ejecutivo se ha atrevido a modificar la edad de jubilación a pesar de las sucesivas reformas llevadas a cabo desde los años 90. La edad efectiva hoy en Francia es de 58,5 años en los hombres y de 59,2 años en las mujeres.

Una de las reformas más recientes, aprobada en 2008, ha prolongado progresivamente el periodo de cotización necesario para cobrar una pensión completa, que alcanzará los 41 años en 2012. Los sindicatos se han opuesto ya a aumentar a 61 años la edad de jubilación, como desearía la patronal, y alegan que Francia tiene una de las tasas más bajas de empleo (38 por ciento) para los mayores de 55 años entre los países desarrollados.

El sistema de pensiones francés reposa sobre tres pilares -pensión de base obligatoria, pensión complementaria obligatoria y ahorro voluntario- y los franceses están muy apegados al modelo contributivo, establecido en 1941, pero el sistema está amenazado por un desequilibrio financiero de gran envergadura en el contexto de envejecimiento de la población y paro elevado. En 2009, el déficit de las pensiones del régimen general de la Seguridad Social ascendió a 7.700 millones de euros.

Reino Unido

El debate también está abierto en Reino Unido. El Gobierno encargó el pasado enero una revisión para cambiar la ley que fija la jubilación en los 65 años para hombres y en los 60 para las mujeres. El límite se fijó en 2006, pero existe una demanda social para abolirlo, como prueban numerosos contenciosos legales que en 2009 obligaron al Alto Tribunal a pronunciarse. El juez negó que se incumpliese la legislación comunitaria contra la discriminación por edad, pero detectó espacio para repensar la normativa.

Actualmente, las compañías no pueden imponer retiradas prematuras y los empleados tienen el "derecho a solicitar" trabajar, una vez superada la edad obligatoria. La empresa, no obstante, puede declinar.

Sin embargo, el Gobierno cree que el envejecimiento poblacional requiere un "cambio masivo" y ha iniciado ya consultas con patronal, sindicatos y colectivos como Age Concern para poner fin a un criterio "arbitrario". Aunque el debate no entra a evaluar las posibilidades de un modelo mixto de pensiones, la primera beneficiada sería la economía. Un reciente estudio concluyó que ampliar la vida laboral 18 meses reportaría 17.000 millones de euros anuales. Las encuestas revelan que la apuesta sería bienvenida, especialmente entre las mujeres. Para ellas, el tope de los 65 no entraría en vigor hasta 2020.

Italia

La edad de jubilación en el país transalpino también esta íntimamente ligada a la esperanza de vida. El pasado mes de julio, el Gobierno italiano puso las bases de un nuevo sistema que, en principio, entrará en vigor a partir de 2015. Según el ministro de Trabajo, Maurizio Sacconi, se trata de una intervención "que se revelará más robusta" de la que se está llevando a cabo en España.

Mientras tanto, según las normas vigentes (la última reforma se remonta a 2007), la edad de la jubilación en Italia se determina a través de un sistema de cuotas. Ésta se calcula sumando la edad del trabajador a los años de cotización a la Seguridad Social: la medida entró en vigor en 2009 con una edad mínima de 59 años (y una cuota de 95) y se prorrogará hasta el año 2013, cuando la cuota será de 97, con una edad mínima de 61 años.

Por otro lado, el sistema público está apoyado por un sistema privado: desde 2005 se dio a los trabajadores la posibilidad de depositar su liquidación laboral en fondos de pensiones complementarios.

Además, desde el pasado enero, Italia se ha adecuado a las normas europeas equiparando la situación de jubilación entre hombres y mujeres, pero sólo en la Administración Pública.

Los requisitos de las funcionarias, que ahora pueden jubilarse con 60 años, aumentarán hasta llegar a los 65 años en 2018, en línea con los colegas hombres.

Nota de Leonidas:

Mientras el rebaño pasta y duerme, sin pensar en lo que le viene encima esta elite satanista illuminati, (Bilderberg - FMI - BM - BCE - Trilateral - Banca-Sistema Finaciero -Union Europea - Multinacionales) van dictando a los politicos titeres y miserables, las medidas que tienen que ir tomando, para exprimir hasta la ultima gota de sangre y aliento a la humanidad.

Para acto seguido, cuando no puedan exprimirla más llevarlas al matadero.

Les recomiendo que vena una antigua pelicula de Charlton  Heston "Soylent Green - Cuando el destino nos alcance " es una pelicula de ciencia ficcion del año 1973, en ella podran ver lo que le espera a los humanos cuando llegan a la edad de la vejez y no son utiles para la sociedad.


Simplemente los convierten en galletas, lo mismo que les pasara a todos ustedes si no despiertan de una vez ¡¡

Nota: al darle al play para ver la pelicula, se abre una ventana de publicidad de la pagina donde esta alojada. Cerrarla inmediatamente y volver a darle al play.



DESPIERTA ¡¡¡