Este blóg, es un espejo que replica las noticias alternativas, contra-información, documentales, conferencias, conspiraciones y misterios, historia oculta, que circulan por la RED, que no sueles encontrar en los MASS MEDIA.

viernes, 17 de septiembre de 2010

EEUU tiene 43,6 millones de pobres, uno de cada siete habitantes












WASHINGTON -- El número de estadounidenses que viven en la pobreza subió al 14,3% en el 2009 y la población de pobres en edad de trabajar alcanzó su mayor nivel desde 1965, dijo el jueves la Oficina del Censo.

Unos 43,6 millones de personas -uno de cada siete habitantes- viven en la pobreza, frente a los 39,8 millones (13,2%) del 2008, agregó.

La proporción de estadounidenses que carecen de cobertura médica aumentó del 15,4% al 16,7% -50,7 millones de personas- debido principalmente a la pérdida del seguro médico provisto por los empleadores durante la recesión. El Congreso aprobó este año una reforma de la salud para enfrentar ese problema, pero sus disposiciones principales entrarán en vigencia en 2014.

Las estadísticas difundidas el jueves cubren el primer año en la Casa Blanca del presidente Barack Obama, cuando el desempleo llegó al 10% en los meses que siguieron a la crisis financiera.

El ingreso medio de los hogares estadounidenses fue de 49.777 dólares en ese período.

El presidente Barack Obama dijo en un comunicado que 2009 fue un año difícil para las familias trabajadoras, pero que pudo haber sido peor.

"Debido a la ley de Recuperación y muchos otros programas que brindan exenciones impositivas y apoyo a los ingresos de la mayoría de las familias trabajadoras, millones de estadounidenses evitaron caer en la pobreza el año pasado", dijo el presidente.

Las cifras se dan a conocer en una época políticamente delicada, semanas antes de las elecciones del 2 de noviembre, cuando votantes molestos por el alto nivel de desempleo y la lentitud de la recuperación económica decidirán si mantendrán la mayoría demócrata en las cámaras del Congreso o la otorgarán a los republicanos.

Fuente: El Nuevo Herald