Este blóg, es un espejo que replica las noticias alternativas, contra-información, documentales, conferencias, conspiraciones y misterios, historia oculta, que circulan por la RED, que no sueles encontrar en los MASS MEDIA.

viernes, 6 de agosto de 2010

Corea del Sur dispara la tensión con nuevas maniobras navales


En los ejercicios participan 29 buques, y se realizan junto a la frontera norcoreana


ADRIÁN FONCILLAS / Pekín

Amenaza tormenta de nuevo en la península coreana. Seúl inició ayer unas maniobras militares que durarán cinco días y revelarán si Pyongyang dispone de más respuesta que su acrisolada artillería verbal. La provocación surcoreana es de envergadura: participan 29 buques de guerra, 50 aviones de combate y 4.500 soldados de Tierra, Mar y Aire. Es el mayor ejercicio de pruebas anti-submarinos ordenado por Seúl hasta ahora, que empezó ayer con disparos desde las fragatas y la colocación de boyas que detectan la actividad bajo las aguas.




La tripulación de un destructor surcoreano dispara torpedos antisubmarinos durante los ejercicios militares, ayer, en el mar Amarillo. afp / song kyung-suk


Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 9 de la sección de Mundo de la edición impresa del día 06 de agosto de 2010 VER ARCHIVO (.PDF)

Pero más que la exuberancia militar, es probable que a Pyongyang le irrite el escenario. Las maniobras se desarrollan cerca de la Línea del Límite del Norte, la frontera impuesta por la ONU en el armisticio que finalizó la guerra en 1953 y que Pyongyang no reconoce. En esas aguas del mar Amarillo ambas Coreas se han enfrentado a menudo: hubo disparos en 1999 y 2002. Y muy cerca se hundió el buque surcoreano Cheonan en marzo con 46 tripulantes a bordo, origen de la tensión actual. Una comisión internacional concluyó que fue a causa de un torpedo norcoreano, lo que niega Pyongyang.

AMENAZAS ESPERADAS / Desde la, agencia de noticias norcoreana KCNA, llegaron ayer las esperadas amenazas: «Si las marionetas belicistas se atreven a iniciar la guerra, destruiremos sin piedad a los provocadores y sus fortalezas con las más poderosas tácticas y ofensivas más allá de lo imaginable». Seúl insiste que las maniobras son «defensivas».

Corea del Sur vuelve a exhibir músculo después de las maniobras conjuntas de junio con EEUU. Aquellas fueron interpretadas como un ensayo de invasión por Pyongyang, que respondió con la amenaza nuclear. Sin embargo, los ejercicios se desarrollaron con total tranquilidad. Corea del Sur, que ha extremado la vigilancia en territorio vecino, no ha detectado ningún movimiento sospechoso. A estas exaltaciones se opone China, preocupada por la escalada de tensión en la zona.