Este blóg, es un espejo que replica las noticias alternativas, contra-información, documentales, conferencias, conspiraciones y misterios, historia oculta, que circulan por la RED, que no sueles encontrar en los MASS MEDIA.

martes, 27 de julio de 2010

WikiLeaks, una plataforma para difundir secretos
















El Pentágono trató de reunirse con el jefe de la web para negociar

No es la primera vez que el nombre WikiLeaks salta a la palestra. A principios de abril de este año, la difusión de un vídeo que mostraba cómo un helicóptero Apache del Ejército de EEUU acribillaba a un grupo de ciudadanos iraquís y unos periodistas incomodos(en un incidente, ocurrido en el 2007) atrajo la atención del mundo sobre esta controvertida web (wikileaks.org) especializada en filtrar documentos, a menudo confidenciales, de gobiernos e instituciones relevantes. 

Video de Wikileaks: "Collateral Murder"



ADVERTENCIA: Las imagenes por su crudeza pueden herir su sensibilidad

Más información:
Filtraciones necesarias en democracia
Una colosal filtración destapa la guerra sucia en Afganistán

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 11 de la sección de Mundo de la edición impresa del día 27 de julio de 2010 VER ARCHIVO (.PDF)

La web se nutre de lo que en inglés se denomina whistle blowers (literalmente «tocadores del silbato»; o sea, soplones pero sin la acepción peyorativa). Son personas que, de forma anónima, denuncian prácticas ilegales, corruptas o simplemente cuestionables dentro de su propia organización. No es la primera vez que WikiLeaks difunde material clasificado del Ejército de EEUU pero nunca había recibido un paquete tan sustancial: nada menos que 92.201 documentos internos (de entre enero del 2004 y diciembre del 2009), la mayoría clasificados, en relación a las operaciones en Afganistán.

Sí que es la primera vez que tres publicaciones de prestigio internacional –el diario británico The Guardian, el estadounidense The New York Times y el semanario alemán Der Spiegel– llegan a un acuerdo con WikiLeaks, reciben el material con varias semanas de antelación y lo publican pulido, seleccionado y adecuadamente convertido en crónica periodística, al mismo tiempo que WikiLeaks cuelga en su web los documentos en bruto. El fundador de WikiLeaks, el periodista australiano Julian Assange, recabó la colaboración de los citados medios para evitar que lo informativamente relevante se perdiera por el ingente volumen de texto disponible. Pero que estos medios aceptaran da también la medida de la credibilidad que ha adquirido la controvertida web.

CONDENA / Tanto EEUU como Gran Bretaña condenaron ayer la publicación de los documentos, la tildaron de «irresponsable» y aseguraron que podía poner en peligro a sus soldados. Pero Assange defendió ayer la decisión: «El buen periodismo es controvertido por naturaleza. El papel del periodismo es enfrentarse a los poderosos», afirmó.

Según el relato publicado ayer por The Guardian, el Pentágono, que hacía tiempo que era consciente de la filtración, intentó reunirse con Assange para negociar, pero este se negó. El periodista australiano ha estado unos meses oculto, temiendo por su integridad física. Un soldado de EEUU, Bradley Manning, que servía en Irak, responsable de la filtración del vídeo del Apache y que, al parecer, también ha tenido algo que ver con la de Afganistán, fue detenido en mayo y está pendiente de un consejo de guerra.

Fuente: El Periodico de Catalunya