Este blóg, es un espejo que replica las noticias alternativas, contra-información, documentales, conferencias, conspiraciones y misterios, historia oculta, que circulan por la RED, que no sueles encontrar en los MASS MEDIA.

martes, 25 de octubre de 2011

El Vaticano solicita la creación de un “banco central mundial”

.
El Vaticano ha llamado a una “autoridad pública global” y un banco central mundial que dirija los asuntos financieros a la luz del actual colapso económico.


Un documento liberado por el departamento de Justicia y Paz del Vaticano “debiese ser música para los oídos de los manifestantes de ‘Occupy Wall Street’, y movimientos similares alrededor del mundo, que han protestado en contra de la recesión económica”, según CNBC.

Condenando la “idolatría del mercado”, el documento afirma que “la crisis económica y financiera que el mundo está atravesando llama a todos, individuos y pueblos, a examinar en profundidad los principios y valores culturales y morales en la base de la coexistencia social”.

La implosión planeada de la economía global “ha revelado comportamientos como el egoísmo, la avaricia colectiva y la acumulación de bienes a gran escala”.

El documento de 18 páginas, titulado “Hacia la reforma de los sistemas financieros y monetarios internacionales en el contexto de una autoridad pública global”, declara que la economía global necesita una “solidaridad ética” entre naciones ricas y pobres.

“Si no se encuentran soluciones a las diversas formas de injusticia, los efectos negativos que seguirán en los niveles social, político y económico, estarán destinados a crear un clima de hostilidad creciente y violencia, y finalmente socavará las propias bases de las instituciones democráticas, incluso aquellas que se consideran más sólidas”, dice.

En respuesta, el Vaticano está solicitando una “autoridad supranacional” con escala mundial y “jurisdicción universal” para guiar las políticas y decisiones económicas. La autoridad será dirigida por las Naciones Unidas, según el documento.

Tomará tiempo reemplazar las políticas económicas y en el proceso destruir la soberanía nacional, según el Vaticano.

“Por supuesto, esta transformación se realizará con el costo de una transferencia gradual y balanceada de una parte de los poderes de cada nación a una autoridad mundial y a autoridades regionales, pero esto es necesario en un momento cuando el dinamismo de la sociedad humana, la economía y el progreso de la tecnología, está trascendiendo fronteras, las cuales ya han sido erosionadas en un mundo globalizado.”